lunes, 6 de septiembre de 2010

Solidaridad

TODOS SOMOS PARTE DE LA SOCIEDAD Y, EN LA MEDIDA EN QUE NOS IMPLICAMOS EN SU CONSTRUCCIÓN, NOS REALIZAMOS COMO PERSONAS.


La solidaridad es ante todo una actitud que expresa la sensibilidad por el valor de toda persona humana, es decir el reconocimiento de su dignidad y la promoción de su humanidad. La solidaridad es también una capacidad que estamos llamados a desarrollar: reconocer y valorar la dignidad común; el estar con el otro compartiendo el mismo destino, y llegar hasta el punto de ponerse en su lugar.

El sujeto está llamado a ser generoso con la comunidad. De allí surge la tarea de colaborar y participar para el bien de toda la comunidad, para lograr estructuras socialmente mas justas que permitan la realización de las legítimas aspiraciones de todos sus miembros, sin exclusión de nadie.
Si bien es hermoso realizarse uno mismo en sus aspiraciones más hondas, es más hermoso aún compartirlo
con otros que también aspiran a realizarse.

Por ello, toda forma de exclusión y de marginación son atentados contra la humanidad que generan injusticia e hipotecan la paz social.

1 comentario:

  1. Muy bueno lo que planteas... Sostengo lo que dije... Muy bueno.

    ResponderEliminar